Artí­culos

Ley de emprendedores y apoyo al capital emprendedor

El Sistema de Financiamiento Colectivo pone en contacto, mediante una plataforma web u otros medios análogos, a una pluralidad de personas humanas y/o jurídicas que actúan como inversores con personas humanas y/o jurídicas que solicitan financiación en calidad de emprendedores de financiamiento colectivo (esto es, a aquellas personas humanas y/o jurídicas que presentan un proyecto de financiamiento colectivo con la finalidad de obtener fondos del público inversor para su desarrollo).

En este orden de ideas, la Ley permite la oferta y venta on-line al público de acciones o préstamos convertibles en acciones de una Sociedad Anónima (S.A.) o una SAS, y valores fiduciarios de fideicomisos.

Sin perjuicio de ello, la Ley establece los siguientes límites al Sistema de Financiamiento Colectivo: (i) Que el monto total ofertado para ser invertido no supere la suma y el porcentaje que establezca la CNV; (ii) Que el mismo inversor no adquiera un porcentaje mayor de la inversión ofrecida al que establezca la reglamentación de la CNV; y (iii) Que los inversores no puedan invertir más del 20% (veinte por ciento) de sus ingresos brutos anuales.

Por último, es dable destacar que los objetos sociales de las S.A. y las SAS que deseen ofertar en la plataforma deberán  obligatoriamente incluir el término “Plataforma de Financiamiento Colectivo” o la sigla “PFC”. 3. Conclusiones

De lo expuesto anteriormente, claro está como la Ley de Emprendedores y Apoyo al Capital Emprendedor ha resuelto, finalmente, abordar múltiples necesidades del ecosistema emprendedor argentino, democratizando oportunidades y atrayendo el capital inversor hacia los emprendedores.

De esta manera, la Ley pretende acortar los plazos para la constitución de empresas, otorgar beneficios impositivos a los inversores y fomentar la industria del Venture Capital, aplicando para lograr sus objetivos nuevas tecnologías. En términos generales, la Ley remueve numerosas trabas que tienen actualmente los emprendedores a la hora de iniciar y emprender sus proyectos, y obtener financiamiento para potenciar y expandir los mismos.

La implementación de todo lo anterior no tendrá más resultado que fomentar el desarrollo de nuevas empresas dentro de la República Argentina, contribuyendo en la reactivación de las economías regionales y en la creación de un gran número de empleos de valor agregado en nuestro país.



« Anterior

Estudio Platinum

 

07 de abril 2017 | Sin comentarios | Comentar

Para recomendar esta nota por email, por favor complete el siguiente formulario: