Opinión

Delegados de personal. Ejercicio de las facultades disciplinarias del empleador.

En esa misma dirección, el más alto Tribunal ha señalado que: “los derechos que los preceptos legales atribuyen a los dirigentes sindicales no constituyen un salvoconducto para cualquier arbitrariedad que pudieran cometer”(22), y que todo incumplimiento o violación de la ley resulta más grave aún en el caso de un dirigente gremial pues, justamente, tal condición le imponía obrar con mayor precaución y hacer un análisis más riguroso de sus actitudes(23).

Es decir: “el representante gremial tiene la obligación de ser un ejemplo de disciplina”, y por consiguiente, las faltas en que puede incurrir deben juzgarse con mayor severidad que respecto de los otros trabajadores comunes (24).

Y ello no es sino el corolario de lo que el propio ordenamiento jurídico general estipula: “cuanto mayor sea el deber de obrar con prudencia y pleno conocimiento de las cosas, mayor es la diligencia exigible al agente y la valoración de la previsibilidad de las consecuencias” (art. 1725 Cód. Civil y Comercial).

Cabe destacar que la redacción del art. 1725 Cód. Civil y Comercial, si bien mantiene las directivas esenciales del código derogado de los artículos 902 y 909, resalta la incidencia de la confianza negocial y las condiciones especiales de la parte, tenidas en cuenta al celebrar los contratos negociados.

La culpa consiste en la omisión de la diligencia exigible según las circunstancias de tiempo, lugar y personas y que esa diligencia exigible será mayor en tanto sea mayor sea el deber de la persona concreta de actuar con prudencia y pleno conocimiento de las cosas (art. 1724 del Cód. Civil y Comercial) (25).

Para sintetizar: la tutela que confiere la ley para el ejercicio de un cargo gremial no es una protección o atributo “personal”, ni puede ser usada o manipulada para la comisión de cualquier clase de actos, pues el desempeño de todo cargo de tipo gremial se halla sujeto a la ley y al cumplimiento de determinados y concretos recaudos en el marco del ordenamiento jurídico (26); ello es, que sólo puede ser llevado adelante con sujeción a las normas legales (27).

5. La evaluación de los antecedentes disciplinarios.

Adicionalmente, cabe poner de resalto la incidencia de los antecedentes disciplinarios que deben ser también considerados al momento de definir la aplicación de una sanción.

La Suprema Corte de Justicia de la Provincia de Buenos Aires que se ha pronunciado invariablemente sobre la incidencia de los antecedentes disciplinarios anteriores a los efectos de la aplicación de una nueva sanción (28), que resultan evocables para determinar la extensión de una nueva medida correctiva -propias de la adecuada como exigible gestión en la comunidad de trabajo- y sancionatoria (29).

Así, ha señalado el Tribunal en reiteradas oportunidades que los antecedentes disciplinarios, donde se evidencia una negligencia en el obrar del empleado, resultan de vital trascendencia a la hora de definir el alcance y medida de la sanción (30).

6. Conclusión.

Es pacífica la jurisprudencia que indica que la tutela que otorga la ley al delegado para el cumplimiento de su función sindical no es un fuero personal ni una garantía de indemnidad para violar la ley.

Igualmente pacíficos resultan los pronunciamientos que indican que los incumplimientos pueden ser objeto de corrección. Y en tal sentido, no caben dudas que un comportamiento contrario importaría un acto discriminatorio respecto del conjunto de la organización.

Solo resulta necesario, a pesar de las dificultades propias de la tramitación de un procedimiento judicial (abreviado), el adecuado ejercicio de las facultades disciplinarias, en pos del cumplimiento de pautas mínimas de convivencia en las que se garantice el respeto mutuo de de quienes integran una organización (31).

(1) LIVELLARA, Carlos E., "Tratado de Derecho del Trabajo", dirigido por A. Vázquez Vialard, t. III, págs. 613/614, Ed. Astrea, Bs. As., 1982.

(2) Ob. y lug. cit. nota anterior.

(3) CAPARRÓS, Fernando, en “Tratado de Derecho del Trabajo”, dirigido por Mario E. Ackerman, t. III, pág. 88, Ed. Rubinzal – Culzoni.

(4) VALVERDE, Antonio Martín, RODRIGUEZ-SAÑUDO, Fermín y GARCÍA MURCIA, Joaquín “Derecho del Trabajo”, ed. Tecnos, 6ta edición, pág. 634.

(5) ALONSO OLEA, Manuel y CASAS BAAMONDE, María Emilia “Derecho del Trabajo”, ed Cívitas, 15ta. Edición, pág. 232, en el mismo sentido VALVERDE, Antonio Martín, RODRIGUEZ-SAÑUDO, Fermín y GARCÍA MURCIA, Joaquín “Derecho del Trabajo”, cit.

(6) HUECK-NIPPERDEY, “Compendio de derecho del trabajo”, p. 119.

(7) PLA RODRIGUEZ, “Curso de derecho laboral”, t. II, vol. I, pág. 147.

(8) Cám.Trab. 4ta., Córdoba, 19/09/78, “Farías c/ AE S.A.”, JTA, 1979-94. En el mismo sentido LIVELLARA, Carlos A., “Ley de Contrato de Trabajo. Comentada, anotada y concordada”, dirigido por RODRIGUEZ MANCINI, Jorge, t. II, pág. 1106, Ed. La Ley.

(9) VÁZQUEZ VIALARD, Antonio “Derecho del Trabajo y la Seguridad Social”, t. I, pág. 309 y sgtes., 5ª ed., Bs. As.

(10) VALVERDE, RODRIGUEZ SAÑUDO GUTIERREZ y GARCIA MURCIA “Derecho del Trabajo”, pág. 458/459, 2ª ed., Madrid; íd. PALOMEQUE LOPEZ y ALVAREZ DE LA ROSA, “Derecho del Trabajo”, pág. 818, 5ª ed., Madrid.

(11) PLA RODRIGUEZ, Américo “Los principios del Derecho del Trabajo”, pág. 306, 2ª ed., Ed. Depalma, Bs. As, 1978; íd. ALSINA ATIENZA “Efectos jurídicos de la buena fe”, pág. 4, Bs. As., 1935; íd. SALAS FRANCO, T., ALBIOL MONTESINOS y otros “Derecho del Trabajo”, pág. 582, 5ª Ed. Valencia, 1990.

(12) VALVERDE, Martín, ob. cit., pág. 459.

(13) En tal sentido, se ha señalado que “el recaudo establecido por el art. 51 de la citada ley no implica la creación de una inmunidad inconstitucional” (Juzgado de Primera Instancia del Trabajo, Villa Constitución, Santa Fe, “Siat S.A. c/ Videla, Mario Alberto s/ Exclusión de Tutela Sindical”, expte. n° 744/2013, sent. del 19/12/2014, firme, inédita; en similar sentido Tribunal del Trabajo de Campana, “Siderca S.A.I.C. c/ Recupero, Angel Lucio s/ exclusión garantía sindical”, sent. del 07/10/1998, inédita).

(14) En tal sentido, ver CNTrab, Sala VI, “Multicanal S.A. c/Otaño, Juan y otro s/ juicio sumarísimo”, sent. del 19/08/2004, elDial.com AA2434; íd. Sala V, “Buco S.A. c/ Rizzi, Santiago s/ juicio sumarísimo”, sent. del 20/08/1996, elDial.com AL9; Tribunal del Trabajo de Zárate, “Siderca S.A.I.C. c/ Apalategui, Antonio Jacinto s/ exclusión de la garantía sindical”, sent. del 15/09/1988, inédita.

(15) En ese sentido, Tribunal del Trabajo de Zárate, “Siderca S.A.I.C. c/ Pitter, Germán Osvaldo s/ exclusión de tutela sindical”, sent. del 15/07/1997, inédita.

(16) Tribunal de Trabajo de Zárate, 10/10/1992, “Siderca SAIC c/ Fiore Oscar Alberto s/exclusión garantía sindical”, expte. n° 13.099/92, inédita.

(17) DEVEALI, Mario, ob. cit., t. II pág. 177.

(18) CNTrab, Sala VI, “Morales, Alejo E. c/ Great Lakes Dredge and Dock Company y otros”, sent. del 20/12/1979.

(19) SCBA, “Spergge, Pedro A. c/ Consorcio de Propietarios Edificio Delfín”, sent. del 21/05/1991.

(20) Tribunal de Trabajo de Zárate en el caso "Siderca c/ Apalategui", sent. del 09/09/1988, inédita.

(21) Tribunal de Trabajo de Zárate, “Siderca SAIC c/ Ricardo Zárate s/exclusión garantía sindical”, expte. n° 13.468/92, sent. del 27/05/1993, inédita.

(22) CSJN, "Riobo, Alberto c/ La Prensa S.A.", sent. del 16/02/1993, R. 21 XXIV; en igual sentido, DEVEALI, Mario L. “El derecho del trabajo en su aplicación y sus tendencias”, Ed. Astrea, Bs. As., 1983, t. II pág. 167.

(23) CSJN, fallo cit.; íd. TT de Zárate, “Siderca c/ Apalategui”, sent. del 09/09/1988, citado.

(24) DEVEALI, ob. cit. “El Derecho del Trabajo en su aplicación y sus tendencias”, tomo II, pág. 177

(25) LÓPEZ MESA, MARCELO J. “La apreciación de la conducta según la capacidad y circunstancias del agente .(La determinación de la diligencia exigible a cada uno de acuerdo con el nuevo Código Civil y Comercial)”, El Derecho, Marzo/2016, págs. 1/8.

(26) CNTrab, Sala VI, “Morales, Alejo E. c/ Great Lakes Dredge and Dock Company y otros”, sent. del 20/12/1979.

(27) SCBA, “Spergge, Pedro A. c/ Consorcio de Propietarios Edificio Delfín”, sent. del 21/05/1991.

(28) SCBA, "Rodríguez c/Rigolleau" sent. del 03/09/1985, íd. "Giannini c/Caleras Brokal SA"sent. del 02/10/1984.

(29) SCBA, "Salina, Vicenta Pabla c/Topyed SA y ot.", sent. del 02/04/1985, D.T. 1985-B-1425.

(30) SCBA “Villalba, Delmidio R c/Grunbaum, Rico y Daucourt SA s/Despido”, sent. del 18/02/2004; íd. “Curti, Susana Nieves c/Clínica Güemes SA s/Despido”, sent. del 02/04/2003.

(31) Juzgado de Primera Instancia del Trabajo, Villa Constitución, Santa Fe, “Siat S.A. c/ Videla, Mario Alberto s/ Exclusión de Tutela Sindical”, expte. n° 744/2013, sent. del 19/12/2014, firme, inédita.



« Anterior

 

17 de marzo 2017 | 1 comentario | Comentar

Para recomendar esta nota por email, por favor complete el siguiente formulario:

Federico Carnicero | http://www.drescarnicero.com/

Muy buen artículo, con buenas citas de doctrina y jurisprudencia. De gran utilidad para el ejercicio cotidiano. Felicito al autor.

20 de marzo 2017